LA JUSTICIA SOCIAL, AHORA MÁS NECESARIA QUE NUNCA

El 26 de noviembre de 2007 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 62/10 decide declarar que el 20 de febrero de cada año se celebre el Día Mundial de la Justicia Social.

La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones.

Defendemos los principios de justicia social cuando promovemos:

• La igualdad de género.

• Los derechos de los pueblos indígenas

• Los derechos de los inmigrantes

• La eliminación de las barreras que enfrentan las personas por motivos de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad.

Para las Naciones Unidas, la búsqueda de la justicia social para todos/as es clave para promover el desarrollo y la dignidad humana.

Encontramos ejemplos de este compromiso en la adopción por la Organización Internacional del Trabajo de la “Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre la justicia social para una globalización equitativa”.

El Banco del Tiempo, dentro de sus principios, y dentro de su escala de acción, busca contribuir a alcanzar la justicia social, posibilitando a todas las personas el acceso a servicios sin considerar el lugar de dónde venga, o los recursos materiales que posean.

Busca contribuir a una igualdad de género efectiva, ofreciendo servicios que hacen más fácil compatibilizar la vida laboral y familiar.

Y busca enriquecer las relaciones entre las personas que forman parte del proyecto, mediante la organización de intercambios dónde se pone de manifiesto la diversidad cultural, pues contamos con más de once nacionalidades diferentes presentes en el proyecto.

Cada persona puede hacer mucho para alcanzar un mundo dónde la justicia social no sea un reto, sino una realidad.